Te contamos cuales son las p0siciones s€xuales más peligrosas para él, ¡cuidado!

Si eres de los que creen que las posiciones sexuales más cómodas son las menos peligrosas, pues déjame decirte que estas en lo incorrecto.

Un estudio brasileño realizado en conjunto por la Universidad Estatal y la Pontificia de Campinas, dio a conocer en la revista Advances in Urology, que existen tres posiciones en las que hay más peligro de que el pene sea dañado.

Tras analizar todos los casos de fractura de pene que se ingresaron en los hospitales de Campinas en un periodo de 15 años, se dieron cuenta de que en el 50% de los casos el daño se produjo mientras la mujer estaba arriba.

La vaquera, la más peligrosa

“Nuestra hipótesis es que cuando la mujer está sobre el hombre, generalmente controla el ritmo y todo su peso corporal recae sobre el pene erecto”, escribieron los científicos de la Universidad Pontifica de Campinas.

Pues un mal movimiento o giro brusco de ella podría tener consecuencias muy dolorosas para el hombre. Y recordemos que hay muchas mujeres que en esta posición le dan duro a la cosa.

Perrito, también podría dañar

En segundo lugar, como responsable de ocasionar traumatismos peneanos, se encuentra el famoso doggy style o perrito. Clásica donde la mujer se coloca de espaldas a su pareja en cuatro puntos y él la penetra por atrás.

Pues si el pene no está bien colocado dentro de la mujer, al momento de realizar el fuerte impacto, éste podría chocar con la pared vaginal y así causar un trauma.

Misionero, la tercera de riesgo

En tercer lugar se encuentra el misionero, una posición menos peligrosa, pero si accidentalmente el pene “se sale” o golpea sobre el suelo pélvico femenino, podría causar fractura.

Fracturas en el pene, más comunes de lo que se creía

El promedio de edad de las personas que sufrieron lesiones es de 34 años y algunos esperaron hasta seis horas antes de solicitar la ayuda de un especialista médico. Esto debido a que les daba pena a reconocer que sentían dolor en el pene o miedo a confirmar un problema a serio.

“La fractura de pene es una dolencia poco común que causa miedo y vergüenza al paciente, lo que retrasa la búsqueda de asistencia médica, pudiendo llevar a un deterioro de las funciones sexuales”, indicaron los investigadores.

Del total de fracturas analizadas tratadas en los hospitales, 28 fueron durante una relación heterosexual y cuatro entre homosexuales. La mitad de los pacientes recordaba haber oído un crujido y sentir dolor después del incidente. Se debe destacar que, aunque se llama fractura peneana, lo que se rompe no es hueso sino cartílago, de lo que se compone el miembro masculino.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.