Isabel Madow fue traicionada por su vestido y enseñó de más en pasarela

Aunque es difícil de creer, ser sexy tiene sus desventajas y una de ellas es que en algunas ocasiones el apretado vestuario te puede hacer una mala jugada, así como le pasó a Isabel Madow con un ajustado vestido.

Durante la alfombra roja de la película La prima, en la que participa Isabel Madow y evento al que llegó en compañía de su hermoso bebé, luciendo un espectacular vestido verde esmeralda que se robó los suspiros de los presentes.

Hasta ahí todo iba bien pero el problema se dio cuando Isabel Madow posó sola para las cámaras y el escote de su sexy vestido en el busto y en la pierna le hizo una mala jugarreta a la rubia y terminó enseñando más de la cuenta.

Curiosamente, en una entrevista para El Universal declaró que quiere que la vean más como una actriz que como una sex symbol pero siendo sinceros ¡Qué complicado!

“Ojalá me pueda meter más en el cine, porque siento que me han hecho mucho bullying en mi carrera, por mi etapa con Brozo y en Big Brother, ya tengo muchos años de trayectoria y no puedo estar diciendo cada rato en qué he trabajado, es como demeritar lo que he hecho en 27 años”, expresó Isabel Madow, durante la presentación a prensa del film La prima, donde estuvo acompañada de todo el elenco.

A continuación te dejamos con la polémica imagen para juzgues por ti mismo:

Recordemos que durante su embarazo, Isabel Madow fue muy criticada por el aumento de su peso, a lo que ella en varias ocasiones compartió imágenes en su cuenta personal de Instagram y calló a quienes la llamaban gorda.

Isabel Madow explotó ante las críticas en las redes sociales acerca de su sobrepeso, asegurando que no se veía como antes debido al embarazo que vivió el año pasado, mismo que le dejó algunos kilos de más y con los que lucha a diario para perderlos.

Madow compartió en sus redes sociales una foto de cómo lució durante su embarazo, misma que acompañó con un mensaje donde explicó el proceso por el que pasó: “No estoy gorda porque me la pase tragando. Mi cuerpo cambió porque tenía un bebé en la panza, hacer vida y ser madre es lo mejor que me ha pasado en la vida, subí 30 kilos. Mi panza me media 1 metro 10 cm porque es un bebote y de los cuales perdí sólo 5 cuando nació. Ya bajé 20 kilos, en total 25 kilos, me faltan 5 nada más para estar como estaba antes de embarazarme”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.