Sigue estos sencillos para darle a tu chica los mejores 0rg@sm0s usando solo los dedos

Si eres de los que constantemente busca ideas para complacer a su novia, ¡felicidades! seguro eres un buen amante preocupado por la satisfacción sexual de ambos.

En esta ocasión traemos para ti este artículo donde podrás leer los 7 pasos de Mónica Geller para masturbar a una mujer y darle el mejor orgasmo de su vida.

Probablemente, crees que los sitios erógenos en el cuerpo femenino son sólo tres: cuello, senos y vagina. Es tu primer error: cada mujer tiene diferentes puntos sensibles que la excitan de manera distinta, por lo que es importante conocer las zonas generales, pero es aun más sobresaliente, saber cómo aprovecharlas.

Tal vez usar las manos es una acción tan normal que puede parecer tedioso. Sin embargo, los dedos, las palmas y los nudillos son suficientes para crear sensaciones placenteras, infinitamente agradables y sin riesgos de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual o de sufrir alguna laceración involuntaria. ¡Así que presta atención a las siguientes recomendaciones!:

Paso 1: acaricia su cuerpo entero con ambas manos.

+ Toca su cuerpo lentamente desde la cabeza hasta la punta de los pies, pasa las manos despacio por la cintura, los brazos, piernas y espalda.

+ Puedes darle un masaje lento, entre más profundo sea, mejor.

+ Pasa por rincones que no te imaginas, como las axilas o detrás de las rodillas.

Paso 2: masajea su clítoris con un dedo.

+ Una vez que esté relajada, baja lento por su estómago y acaricia su clítoris despacio.

+ Has círculos suaves que simulen un pequeño masaje.

+ Empieza lento y luego aumenta la velocidad sin que sea muy violento.

+ Puedes rozarlo con un sólo dedo de arriba a abajo y si ella te lo permite, pellízcalo despacio.

Paso 3: acaricia su boca con un dedo.

+ Mientras estimulas su clítoris, puedes ocupar la otra mano para acariciar su boca.

+ Pasa suavemente el dedo índice por la orilla de los labios.

+ Puedes introducirlo para sentir sus dientes, deja que te muerda un poco y juega con su lengua.

+ Regresa a los labios y repásalos de nuevo.

Paso 4: acaricia los labios vaginales con dos dedos.

+ Haz lo mismo que con la boca. Repasa las orillas y ábrelos para tocar dentro de ellos.

+ Procura acariciar lento para sentir si ya está excitada. Si es el caso, puedes deslizar tus dedos con más naturalidad e incluso más profundo.

+ Cuando saques los dedos repasa lento alrededor de ellos.

+ Vuelve a introducir un sólo dedo y acaricia suave.

Paso 5: roza el cuello con dos o tres dedos.

+ Deja los genitales. Sube a su cuello y acarícialo con los índices, medios y pulgares.

+ Convierte los roces en masajes apretando algunas partes del cuello y la nuca.

+ Puedes acompañar con besos pasando tu lengua a lo largo del cuello.

Paso 6: toca su vagina.

+ Póstrate frente a ella y lentamente acaricia alrededor de la entrada.

+ Con un dedo sigue dando círculos hasta que lo introduzcas lento y poco a poco. Deja que ella te diga hasta dónde le parece placentero.

+ Una vez que eso suceda, sácalo despacio.

+ Repite la acción pero con dos dedos.

+ En cuanto los saques, regresa sólo a un dedo y vuelve a introducir, pero en esta ocasión hazlo un poco más rápido. Si le gusta repite con dos dedos.

Paso 7: acaricia sus pechos.

+ Mientras estimulas su vagina toma con la otra mano uno de sus pechos y aprieta suave.

+ Lentamente disminuye las caricias y toca el pezón sólo con un dedo.

+ Acaricia con ambas manos los senos mientras los estrujas despacio.

Paso 8: toca suave los pezones.

+ Con el dedo índice rodea cada pezón y con calma une el pulgar.

+ Con ambos dedos presiona hasta que ella te diga que es suficiente.

+ Vuelve a dar círculos con las yemas y aprieta de nueva cuenta. Repite hasta que ella te pida no hacerlo.

Paso 9: toca sus orejas.

+ Con dos dedos masajea el lóbulo de la oreja.

+ Sube por todo el oído y baja apretando suave.

+ Recorre atrás de cada oreja y muerde los lóbulos suavemente.

+ Respira cerca de los oídos y dale algunos besos pequeños.

Paso 10: estimula el ano con un solo dedo.

¡ATENCIÓN! Hazlo sólo si ella está de acuerdo y lista.

+ Empieza por acariciar los glúteos y da un par de nalgadas (esto es opcional).

+ Ábrelos un poco y acaricia desde arriba hasta llegar al ano.

+ Una vez ahí, dale masajes alrededor.

+ Si ella te lo permite, introduce un dedo. Sé cuidadoso.

Recuerda que no todo es tu responsabilidad, pero nunca está de más que conozcas esas zonas que hacen que una mujer se estremezca y tiemble de placer. Las manos son siempre útiles si sabes usarlas de forma correcta, ¿cómo?, usándolas constantemente. A veces sólo requieres de tus manos, las yemas de tus dedos y toda tu imaginación para hacer que tu chica pase un gran momento. Está en tus manos —literalmente— hacerla gozar y con ella, tú.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.