Quiso sorprender a su prometido con una foto íntima… Pero olvidó un detalle que le costó la boda

Muchas parejas sentimentales nutren su relación llevando a cabo diferentes rituales para que su llama no se vea apagada, sus juegos consisten quizás en platicar sucio por mensaje, planear lo que sucederá en sus siguientes encuentros, mandarse fotos exclusivas, etc., pero en este caso esas fotografías sirvieron para sacar a la luz la infidelidad que cometía su prometida.

Ella se encontraba en un viaje de trabajo por lo cual tuvo que ausentarse de la casa de sus padres por una semana completa, pero supuestamente ella no pasaba ningún momento sin penar en su prometido. Hasta que uno de esos días le dijo que no podría escribirle en un buen un rato por que saldría de compras para recordar ese viaje, que aunque era de trabajo, era de las primeras veces que salía de su país natal.

Al regresar intentó compensa el tiempo de ausencia con una foto para su novio pero todo salió mal gracias a que no se fijó en la foto antes de enviarla, en ella se puede apreciar claramente que se encuentran unos tenis de hombre en el cuarto de hotel donde se encontraba hospedada, él inmediatamente sin decir nada tomó la decisión de cancelar la boda.

Bueno, al menos sabemos que esta chica no es la primera y seguramente no será la última a la que le pase esto. Pues recordemos que el año pasado hubo una chica que se viralizó precisamente al ser expuesta durante su despedida de soltera. Como bien sabemos, el novio también canceló la boda… aunque dicen los rumores que tiempo después la perdonó y terminaron casándose.

Por lo que CulturaH trae para ti los siguientes tips, que esperemos no ocupes, pero por si las dudas:

Cuando una pareja decide terminar después de haber enviado las invitaciones, apartar el lugar para la fiesta y hacer las reservas para la luna de miel, se enfrenta a una tareas quizá tan horripilante como el hecho mismo de terminar la relación: explicárselo a los invitados.

Un estudio realizado en 2013 por The Wedding Report encontró que un 13 por ciento de los compromisos (aproximadamente unos 25.000) no terminan en matrimonio.

Aunque cancelar una boda siempre ha sido y va a ser un momento súper vergonzoso, por lo general son un asunto público en extremo, desde el compromiso hasta la luna de miel. Pues las parejas anuncian su compromiso en las redes sociales y hacen la crónica de su reserva del lugar para la fiesta, el contrato con el grupo musical y el hotel que escogieron en Facebook, Pinterest, Instagram, Snapchat, etc. El voyerismo hace que los invitados se sientan con derecho a conocer la historia detrás de la cancelación.

Por lo que una de las recomendaciones es: ¡NO HAY NECESIDAD DE EXPLICARLES NADA A TUS INVITADOS! Bastante pesado es ya el agotamiento emocional como para que estés echándole sal a la herida cada que des explicaciones. Ahora, que si eres de esas personas que se arman de valor y quieren terminar con ese tema de una vez por todas y darle vuelta a la página, has una especie de “invitación” en donde en el texto expliques que la boda no se realizará y agradeces la disposición por parte de los invitados así como la prudencia con el tema.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.